Historia de Encuentro Matrimonial

Encuentro Matrimonial tuvo sus orígenes por el año de 1962 en España donde el Padre Calvo, que trabajaba con jóvenes, se dió cuenta de que los mejores alumnos, positivos, generosos y alegres, provenían de matrimonios muy unidos; quienes en general tenían una buena comunicación y la conciencia de su ser matrimonio como sacramento. 

El Padre Calvo compartió su experiencia en Nueva York y es donde el Padre Charles Gallagher apoyado por otros matrimonios, elaboraron una experiencia de fin de semana, la cual comenzó a dar buenos frutos difundiéndose por España y de ahí a diferentes países de América a través del Movimiento Familiar Cristiano.

Uno de los grupos de EEUU, matrimonios y sacerdotes lo compartieron en México en 1974, como parte todavía del M.F.C. pero en el año de 1977 se independizó del mismo.

En ese mismo año el Consejo Mundial, con el apoyo de México, prepara la expansión de Encuentro Matrimonial a la República Argentina. Es así, que luego de algunas tratativas entre el obispo de México y el Cardenal Aramburu, llegan a Buenos Aires Ángel y Conchita Aja (matrimonio encuentrista mexicano), quienes buscan la casa para dar el primer Fin de Semana y se conectan con el padre Santiago Rebordinos para ultimar detalles.

 

PADRE CHUCK GALLAGHER

1927 - 2013

EMM en Argentina y su expansión en Córdoba

El día fijado para el primer Encuentro (Noviembre de 1977) llegan para darlo dos matrimonios: los Aja y los Kohrs, y un sacerdote: el padre Luis de Anda. A pesar de que solamente se lograron reclutar a tres parejas: los matrimonios Gigaglia, Mesiano y Salas y a un sacerdote, el padre Pepe Nieto, con mucha fe y entusiasmo y todo el apoyo de la oración de México, se decide dar el fin de Semana.

A partir del 6° Encuentro ya nuestro país no necesitó del viaje de mexicanos para dar fines de semana.

Llenos de entusiasmo llegaron a nuestra ciudad de Córdoba desde Buenos Aires el matrimonio Estela y Juan Fiori que visitan para contagiar y dar comienzo este sueño a Ethel y Ricardo Vignolo, matrimonio que había realizado el Fin de Semana número 37 en Buenos Aires y que hacía poco tiempo se habían mudado a Córdoba.

Fueron invitando a vecinos para realizar el primer fin de semana y el Padre Ramón Dailoff, de la parroquia San Miguel, lo hacía al finalizar cada misa ya que no se realizó una noche de información como hoy la conocemos. Así comenzó la siembra con mucha esperanza hasta que llegó el día del primer Fin de Semana “cordobés”.

Llegó desde Bs As el equipo para darlo, Ana y Horacio Alfonso, Estela y Juan Fiori y el Padre Eduardo Meléndez y los días 12/13 y 14 de septiembre de 1980 en la casa de San Alfonso, en Villa Allende, vivieron esta experiencia los primeros seis matrimonios cordobeses: Clelia y Jorge Brower de Koning, Mary y Andrés Fabiano, Coca y Tato Merlo, Laura y Carlos Morelli, Albina y Alberto Schroeder, Dominga y Felipe Urbino, y Armanda y Oreste Vizcardi.

Renovados en el amor, no tardaron en contagiar esta experiencia a familiares y amigos, convencidos de que es posible “CAMBIAR EL MUNDO POR AMOR”

Ese primer año se dieron otros tres Fines de Semana, el 10/11 y 12 de octubre en Betania, Villa Allende, con cuatro matrimonios, el 13/14 y 15 de noviembre con siete matrimonios y el primero de Córdoba que conformó el equipo que dio las charlas: Bety y Coco Villanueva, y el 5/6 y 7 de diciembre con once matrimonios, donde dieron sus charlas Cristina y Juan Aliaga  junto al Padre Ernesto Steeman. Luego se inicia el Area Encuentro.

1981 – Primer Equipo Dirigente: Cristina y Juan Aliaga junto al Padre Pablo Fuentes

El crecimiento del movimiento era rápido y las necesidades muchas, por lo que se designa el primer equipo dirigente: Cristina y Juan Aliaga junto al Padre Pablo Fuentes y dan comienzo al Area Post-Encuentro. Se reunían los últimos miércoles de cada mes a todos los matrimonios encuentristas en la Comunidad General, donde comienzan a surgir nuevos servidores. Se invitan a tres matrimonios a vivir un Fin de Semana Profundo para coordinadores de comunidad que se realizaba en Buenos Aires y que en Córdoba se lo llamó el Profundo número cero .

Los que habían escrito y quienes estaban escribiendo sus charlas del Fin de Semana inician el Area Formación para preparar a los futuros servidores. A esas reuniones  le llamaban “Noches especiales”

Hubo una cosecha abundante y cada vez eran más los que querían contagiar para vivir el Fin de Semana. En ese año 1981 se realizaron 13 Fines de Semana con 231 matrimonios finalizando el año con un equipo que estaba integrado totalmente por matrimonios de Córdoba.

Los primeros sacerdotes locales que hacen el fin de semana fueron el Padre Remigio Chmelar en el número siete y el Padre Ramón Dailoff en el número ocho.

Ya han pasado varias décadas desde que EMM llegó a Córdoba, y estamos orgullosos de poder decir que seguimos siendo uno de los principales movimientos abocados al matrimonio y la familia en el mundo. En Córdoba más de 10.000 matrimonios ya han disfrutado de su FDS haciendo de este sueño una realidad que se mantiene con el pasar del tiempo.